Nuestro blog

La tecnología como detonador de experiencia del cliente.

En Amazon Go no existen empleados, tampoco cajas, ni filas para pagar. Caminas por los pasillos de la tienda, tomas un producto y sales con el ¿Cómo es posible? Es una tienda completamente tecnológica. El futuro del sector retail.

La primera tienda se abrió en Seattle y fue la versión de prueba. Funcionó y ahora están a punto de abrir dos más. El funcionamiento es simple, cada cliente que entra tiene un código QR que se escanea al entrar por la puerta, al salir un sistema de sensores reconoce lo que el cliente lleva consigo, lo cobra y registra.

Todos ganan. El cliente obtiene privacidad y ahorra tiempo invertido; Amazon, por su parte, registra los hábitos de compra de cada consumidor. Esta la muestra más clara de adaptación a la necesidad de cliente en la industria retail.

El crecimiento agigantado de nuevos canales de compra directa al por menor y la existencia de un mercado cada vez más competitivo, convierte al retail en un sector anclado en el proceso de mejoras continuas. Es aquí cuando la tecnología es la mejor aliada para conocer a un cliente en retail y así poder mejorar su experiencia de compra.

Entre las herramientas que pueden ayudar a mejorar la experiencia al cliente están la realidad aumentada, los chatbots o el RFID aquí te mostramos cómo funcionan algunas de ellas.

Realidad Aumentada y Virtual: Impulsa al cliente a que utilice su dispositivo móvil al buscar productos o servicios. Lo mejor de la realidad aumentada es la oportunidad de probar antes de comprar sin gran esfuerzo. El uso más exitoso hasta ahora fue el de una mueblería española, que daba la oportunidad de ver en realidad aumentada cómo se verían los muebles en tu casa antes de adquirirlos, con la oportunidad de cambiar el color o la textura. 

Chatbots: Son un software basado en inteligencia artificial capaces de imitar personas, con el objetivo de mantener conversaciones con humanos en las diferentes plataformas de chats (Facebook, whatsapp etc). El chatbot de North Face, por ejemplo, ofrece un asesor de compras con intuitivas y relevantes recomendaciones sobre ropa en función de respuestas que sus clientes dan a algunas preguntas básicas ¿qué tipo de ocasión? ¿clima en el que se usará la prenda? etc.

RFID: Es la evolución del código de barras, con mayor alcance de almacenamiento de información sobre un producto. Ayuda principalmente a controlar el inventario y lo que se ofrece a los consumidores. Inditex es una de las tiendas que ya empleó esa tecnología en sus probadores. Le sirve para que sus consumidores pasen en el escáner a una prenda y el sistema les arroje qué pueden comprar que combine con ello.

Como vemos la tecnología no tiene que ser costosa, tiene que solucionar problemas y mejorar los procesos, sobre todo en los nuevos tiempos en los que todo gira alrededor del cliente y la experiencia, y no al producto en sí.  Según The Future of Retail 2017, las ventas globales de retail alcanzarán 27 billones de dólares en 2020 y es importante estar preparados.

 

Por: L.R.

 

Encuesta