Permite controlar los procesos internos, el mantenimiento preventivo de los activos y las estrategias comerciales.

Audita los procesos que no ve el cliente pero que son importantes para que funcione la operación, como así tambien la infraestructura y administración del negocio.

A través de un monitoreo continuo se puede asegurar el cumplimiento y el mantenimiento preventivo de los equipos.

Beneficios:

• Dimensiona el nivel de apego a los procesos que tienen los colaboradores.

• Identifica las áreas o procesos con áreas de oportununidad de mejora.

• Permite alertar o prevenir cualquier posible desviación que implique costos operativos, comerciales o de infraestructura.

• Facilita acceder a los resultados en menor tiempo.

• Genera iniciativas para mayor control y eficiencia de recursos humanos y económicos.